Diferencias entre jugos y smoothies

por / Lunes, 19 junio 2017 / Publicado enComida Fitness
jugos

Entre los deportistas y gente que ha adoptado un estilo de vida saludable, se ha vuelto trending el consumo de smoothies para lograr mayor rendimiento en cuanto a consumo de nutrientes. Mientras tanto, el resto de los mortales que no han conocido sus ventajas, se decantan por tomar jugo. Pero, ¡vamos! No es algo malo. En este apartado te voy a enseñar la diferencia entre jugos y smoothies y además, cuándo es mejor tomarlos y qué beneficios nos trae para mejorar nuestros hábitos fitness.

Jugos

Los jugos, en su expresión más reducida, son la extracción del líquido de las frutas o verduras que lo componen. Muchos nutricionistas coinciden en que los jugos no deben contener la fibra de sus componentes ya que la función de un jugo es más bien ser la gasolina que necesita el cuerpo en un momento determinado de nuestra jornada para mantenernos activos, y procesar la fibra no nos aportará en un periodo breve de tiempo la energía que necesitamos.

Otro punto que diferencia al jugo del smoothie, es el tiempo de procesamiento de estos por parte del cuerpo, ya que el organismo no debe realizar ningún proceso adicional en la extracción de sus nutrientes debido a que están disueltos en el líquido, a diferencia del smoothie que los contiene distribuidos entre la fibra y el líquido.

Un par de desventajas de los jugos, es que aunque puedes consumir más frutas y vegetales en un vaso, tendrías que ir al supermercado de manera más seguida ya que la cantidad de frutas y verduras que necesitas para un vaso de jugo es bastante.

Smoothie

En cuanto a los smoothies, es simple, es la combinación de frutas, verduras y otros componentes para generar una bebida cuyo procesamiento por parte del cuerpo es mayor, tienden a ser espesos. Para prepararlo no se utiliza el extractor, como ocurre cuando queremos preparar jugos, sino más bien una buena licuadora. Recuerda que el objeto del extractor es separar la pulpa del líquido; en este caso, queremos también consumir la pulpa, la fibra de las frutas y/o verduras.

El hecho de que un smoothie lo contenga todo, se traduce en que tu cuerpo usará más energía mientras lo procesa. Es un plus, porque si desayunas con un smoothie, la forma de energía que estará disponible de manera inmediata será: grasa. Genial, ¿no? El smoothie, por su gran cantidad de componentes puede ser el equivalente de una comida. Así pues, comes saludable, y quemas calorías al mismo tiempo.

Entonces… ¿cuál es mejor?

No es necesario hacer esta pregunta ya que no existe uno mejor o peor, solo es cuestión de valorar:

  • Si necesitas una gran cantidad de nutrientes en muy poco tiempo, no dudes en tomar jugo ya que su acción va directamente a la sangre en un corto período de tiempo. 10 minutos, como máximo.
  • Si lo que necesitas es el equivalente a una ración de alimento, entonces, decántate por el smoothie que es el equivalente a una comida completa por la cantidad y combinación de ingredientes más el extra que da la fibra.

Resuelta esta duda, entonces, ¿cuándo tomarlos? Puedes tomarlos, cuando te plazca aunque ten en cuenta que si necesitas un rush de energía, inclínate por el jugo, pero si necesitas sentirte saciado por un periodo de tiempo prolongado y, al mismo tiempo, nutrirte, entonces el smoothie es para ti.

Es importante que sepas, además, que tanto los jugos como los smoothies pueden tener variaciones muy interesantes que los pueden hacer mucho más ricos en nutrientes. Por ejemplo, los jugos verdes y las mezclas de verduras y frutas en los smoothies.

Los jugos verdes son una de las fuentes más nutritivas de absorción nutricional, muy rápida y con altas capacidades antioxidantes. Además es una excelente arma para desintoxicar el organismo de toxinas. Para prepararlos, debes incluir en la mezcla algunos de los siguientes componentes: espinacas, apio, cilantro, pepino, kale… o mejor todos. En un post anterior, profundizamos sobre ellos Jugos verdes.

En cuanto a la preparación de smoothies, te recomiendo que utilices como máximo dos frutas, no más de 6 ingredientes (para facilitar la digestión) y siempre siempre, agregar vegetales verdes: apio, pepino, etc, etc, etc.

SUBIR